Menú Atrás Adelante Índice


La acidemia metilmalónica tiene perfiles de aminoácidos y ácidos orgánicos similares a los de la acidemia propiónica, pero también mantiene niveles muy altos de ácido metilmalónico y concentraciones de ácido láctico superiores a las de la acidemia propiónica, debido a la inhibición de piruvato carboxilasa. Algunos pacientes con acidemia metilmalónica también muestran homocistinuria, hipometioninemia, y cistotioninuria.
Las acidemias propiónica y metilmalónica pueden ocasionar pancitopenia. Su diagnóstico se establece al encontrar menor actividad de la propionil-CoA carboxilasa en los leucocitos o en cultivos de fibroblastos de la piel y menos acción de la metilmalonil-CoA mutasa en hígado y en fibroblastos cultivados. Un pH neutro no excluye las acidemias propiónica y metilmalónica puesto que la elevación del ácido láctico en estas acidemias orgánicas normalmente está en límites de 3 a 6 mmol/L y un pH neutro se mantiene hasta que los niveles de ácido láctico sean por lo menos de 5 mmol/L.
El tratamiento consiste en interrupción de la ingestión de proteínas, remoción del amoníaco y adición de un suplemento de carnitina. Además, a los neonatos con acidemia propiónica se les debe dar biotina y a aquellos con acidemia metilmalónica vitamina B12. La deficiencia de propionil-CoA carboxilasa también ocurre en el déficit múltiple de carboxilasa.

Deficiencia de sulfito oxidasa y deficiencia del cofactor del molibdeno
El déficit de sulfito oxidasa se manifiesta como un defecto enzimático aislado o acompañado de deficiencias de xantina deshidrogenasa y oxidasa aldehído en presencia de deficiencia del cofactor del molibdeno.

Figura 77.1.— Vías metabólicas de la metionina y de la xantine demostrando bloques enzimáticos. 1: sulfito oxidasa; 2: aldehído oxidasa; 3: xantina dehidrogenasa; * cofactor molíbdeno (el molibdopterina). Los niveles altos de sulfito son al parecer tóxico para el cerebro.

La deficiencia de sulfito oxidasa se diagnostica tentativamente por un nivel elevado de sulfito, taurino, tiosulfato y sulfocisteina en la orina y sangre. Además, la deficiencia del cofactor del molibdeno cursa con disminución del ácido úrico en la sangre. Los neonatos con deficiencia de sulfito oxidasa o deficiencia del cofactor del molibdeno pueden tener moderado dismorfismo facial (cabeza grande, nariz respingona, epicanto, paladar hendido, y puente nasal ancho), enoftalmía, y luxación del cristalino. Estas entidades deben sospecharse en pacientes con las caracteristicas previamente descritas o en neonatos con encefalopatia hipoxica-isquemica sin historia de asfixia. Hallazgos en la RM pueden sugerir sus diagnosticos.

A
B
C

Figura 77.2 RM en un neonato con la deficiencia de la sulfito oxidasa. Un: RM a 5 días de edad demuestra edema bilateral de la materia blanca cerebral y de la materia gris parietal y occipital; B: RM a 12 días de edad demuestra la intensidad de la señal disminuida en la unión de la materia gris con la materia blanca; C: RM a 31 días de edad demuestra las cavidades císticas extensas y los ventrículos agrandados.

La actividad de la sulfito oxidasa y de la xantina deshidrogenasa puede evaluarse en los fibroblastos.

 

Menú Atrás Adelante Índice
Ogier, 1990 Ozand, 1991a Ozand, 1991b Robinson, 1989 Volpe, 1995 Lombeck, 1990 Dublin, 2002