Menú Atrás Adelante Índice


Las causas más comunes de hipocalcemia, después de la primera semana de vida son: (1) la secuencia de Di George (desplazamiento lateral de los cantos palpebrales internos, comisuras palpebrales cortas, philtrum corto, micrognatia, anomalías auriculares y cardiovasculares, ausencia de paratiroides y defectos de inmunidad celular, como resultado de un defecto primario del cuarto arco branquial), (2) los estados hiperfosfatémicos, (3) la deficiencia de magnesio, y (4) la osteopetrosis. Los neonatos tratados con furosemida, bicarbonato, o con transfusión de sangre citratada pueden desarrollar hipocalcemia.
Los neonatos con hipocalcemia suelen tener aspecto saludable en los intervalos entre las crisis. La hipocalcemia puede sospecharse cuando el intervalo Q-Tc (medido desde el inicio de la Q al inicio de la T; corregido) es mayor de 0.2 segundos (prolongado).
El tratamiento inmediato de las convulsiones hipocalcémicas es proporcionar una infusión de gluconato de calcio al 10%, por vía intravenosa, en dosis de 1 a 2 mL/kg, a menos de 1 mL por minuto. El gluconato de calcio no se debe mezclar con bicarbonato de sodio. La dosis inicial ha de repetirse a los 10 minutos, si las convulsiones continúan o se repiten. Si las convulsiones continúan después de la segunda dosis y el intervalo Q-Tc todavía es mayor de 0.2 segundos, debe sospecharse hipomagnesemia y considerar su tratamiento. Si las convulsiones continuan pero el Q-Tc es menor de 0.2 segundos, debe usarse fenobarbital. La dosis de mantenimiento de calcio se debe ajustar para cada paciente. La dosis diaria de mantenimiento de gluconato de calcio al 10% normalmente es 5 a 10 mL/kg.

Hipomagnesemia
Valores de magnesio sérico de 1.5 mg/dL o más bajos pueden producir eventos epilépticos. La hipomagnesemia debe sospecharse en neonatos con hipocalcemia que persiste después de dos dosis apropiadas de calcio intravenoso. El tratamiento inmediato de la hipomagnesemia consiste en la administración, por vía intravenosa o intramuscular, de una solución de sulfato de magnesio al 50% de 0.1- 0.2 mL/kg. Cuando se usa la vía intravenosa, debe infundirse despacio, durante más de 10 minutos. Si las convulsiones continúan y no hay hipocalcemia, se indican las drogas antiepilépticas. La dosis de mantenimiento usual de sulfato del magnesio en solución al 50% es 0.2 mL/kg por día, administrado por vía oral o intravenosa.

 

Menú Atrás Adelante Índice
Jones, 1997 Fenichel, 1990 Volpe, 1997 Tsang, 1972